Trabajo remoto

May 11, 2020

Tres indispensables para el trabajo remoto : Conectividad, Seguridad y Colaboración

Los 3 aspectos necesarios para el trabajo remoto

El COVID-19 demostró que todas las empresas deben tener una estrategia de trabajo remoto seguro a mano. Pero no es tan fácil como desconectarse de una computadora y conectarse a otra. Preocupaciones como la ciberseguridad, el acceso eficiente a aplicaciones y datos e incluso la estabilidad y fiabilidad de las conexiones a internet surgirán al instante, y con justa razón: pasarlas por alto podría tener consecuencias graves.

De acuerdo a una encuesta de Centrify, 71% de los tomadores de decisiones creen que el trabajo remoto aumentará las fugas de información relevante y los riesgos de seguridad, mientras 46% ya notó una explosión en el número de ataques de phishing. Sufrir una de estas agresiones no es poca cosa: el costo global promedio de una brecha de información es de USD$3.92 millones en 2020, de acuerdo con el reporte de IBM dedicado al tema.

Por fortuna, con una buena planificación y las herramientas correctas, mover las labores hacia el hogar puede ser una tarea rápida y poco costosa. Lo importante es resolver —primero que todo— tres puntos esenciales:

Conectividad: ¿Dónde se encuentra la información que necesita la empresa para operar? ¿Están en la nube las aplicaciones vitales como CRM, ERP y comunicación? No existirá trabajo remoto sin asegurar una buena conectividad para todos los involucrados. Uno de los primeros pasos que deben dar los expertos en IT es asegurarse que todo lo que necesite moverse a la nube se suba rápido y que los empleados tengan formas seguras de acceder a todas las aplicaciones que se habiliten. Alternativas de almacenamiento cloud, virtualización y soluciones como Flexnet, que permite generar redes extendidas, VPN con altos estándares de seguridad, son una de las salidas más fáciles y baratas a las que tendrán acceso.

Seguridad: Múltiples investigaciones han probado que la ciberseguridad es la más alta de las preocupaciones para las empresas al moverse hacia la nube. El trabajo remoto exigirá una estrategia que considere políticas de credenciales y accesos, bloqueo de amenazas, filtrado de contenidos e IPS. Soluciones como la Seguridad Perimetral de Fortinet serán muy útiles para los encargados de IT, al proteger el acceso desde puntos múltiples, reducir gastos operativos y minimizar la complejidad de la administración. Fomentar una cultura de ciberseguridad entre los trabajadores será, sin embargo, aún más importante.

Colaboración: Sin un buen diálogo entre equipos o acceso rápido y ubicuo a aplicaciones de productividad y comunicación, todo el experimento remoto podría desarmarse desde la base. No sirve de nada tener herramientas habilitadas si los empleados no las utilizan o lo hacen de forma incorrecta. La colaboración se sostendrá primero con facilidad de uso y en ese apartado las aplicaciones más familiares como G Suite siempre llevan la delantera. Lo importante será revisar las alternativas disponibles y ver cuáles se adaptan mejor a la empresa y su cultura.


¡Contrata ahora!