Los servidores virtuales se transformaron en uno de los aliados de mayor valor para las empresas en 2020

SD-WAN: flexibilidad, seguridad y bajos costos para la empresa híbrida del futuro

La máxima para todas las empresas este año fue hacer más, más rápido y con menos recursos. A causa de la cuarentena y los profundos cambios en todos los ámbitos cotidianos, el mundo se vio en la necesidad de buscar la máxima eficiencia si quería mantenerse operando, y debió hacerlo sin malgastar ni un minuto. Frente a esa difícil situación, la nube y las tecnologías basadas en centros de datos, como los servidores virtuales, llegaron a transformarse no solo en un salvavidas para todo tipo de organizaciones, sino en una guía para los ecosistemas digitales del futuro próximo.

Un servidor virtual es un método de ejecutar múltiples sistemas operativos y aplicaciones en una sola máquina en la nube, para así aprovechar al máximo su poder de procesamiento. La virtualización simplifica las infraestructuras y las hace más eficientes, permitiendo que se desplieguen más rápido y que operen mejor. Esto habilita ahorros y entrega una administración de recursos mucho más controlada. Los costos reducidos no implican que sean una alternativa solo para organizaciones pequeñas: la alta escalabilidad de este tipo de despliegues hace valiosa su oferta para cualquier organización que requiera mayor capacidad y velocidad.

Hoy en día, esa definición aplica prácticamente a cualquiera que quiera mantenerse en el negocio, por lo que no es extraño que este mercado esté creciendo a una tasa proyectada de 17.1% anual durante los próximos cinco años, de acuerdo con datos de Business Wire.

La inversión mínima en hardware, el bajo gasto de energía y los altos estándares de seguridad son algunas de las características que están haciendo de esta tecnología parte inamovible de las estrategias IT. Uno de sus beneficios más apreciados es que simplifica la gestión de acceso, uno de los mayores dolores de cabeza en cuanto a ciberseguridad, y centraliza los datos para su acceso eficiente. Las aplicaciones empresariales pueden vivir en este ambiente, conectándose a otros servidores o servicios en caso de requerirse, bajo estándares estrictos usabilidad y eficiencia, para todos los usuarios que se requieran. Una capa adicional de seguridad son las conexiones mediante VPN a los servidores.

La escalabilidad es tal que se puede acceder a los planes de entrada de este servicio, en el caso de Totalplay Empresarial, desde $149 pesos al mes para 2 CPU virtuales con 70GB de almacenamiento.

Certificación ICREA Nivel IV

Los servidores cuentan además con certificaciones como la de ICREA Nivel IV, que asegura una disponibilidad del 99.99%, esto implica que prácticamente no existirán caídas en los servicios. Otras certificaciones como ISO 9001, 20000-1, 27001, 27018 y 27017, dan cuenta de la alta seguridad de la información, la protección de la información personal y óptimos niveles de servicio.

La promesa es clara: mayor productividad, menores costos y sin perder nunca el control ni arriesgar la información. Acceder a estos y otros beneficios está solo a un click de distancia.

En 2021 los servidores virtuales serán, sin lugar a duda uno de los principales aliados para las empresas que quieran mantener y optimizar sus ecosistemas digitales. Totalplay Empresarial como líder en conectividad y telecomunicaciones te ofrece transferencias ilimitadas, con opciones de servidores, acceso a tus archivos desde cualquier dispositivo, trabajo colaborativo en la nube y mejor administración de información para todos tus colaboradores. ¿Qué esperas para elegir el servidor adecuado para tu empresa?


FlexNet, la red flexible Empresarial: un modelo definido por software para administrar las WAN