De proveedor a socio tecnológico

De proveedor a socio tecnológico

Elegir un buen servicio de Internet para su empresa se trata no solo de buscar más velocidad. Hoy en casi cualquier sector productivo, gran parte de la información de la compañía está o transita por las redes, sin contar con que también se ha transformado en el principal método de interacción entre los equipos, y en un canal de venta muy valioso. ¿Qué debe buscarse entonces en un servicio de Internet empresarial? Confiabilidad, seguridad y servicios adicionales que complementen la oferta. En algunos casos, los proveedores pueden incluso servir como un socio tecnológico.

Algo completamente indispensable es contar con fibra óptica. Hoy más que nunca las empresas necesitan acceso instantáneo a los datos, con bajas latencias y una velocidad estable. La fibra óptica resuelve esas exigencias mucho mejor que otras tecnologías de conectividad, y sus precios se han vuelto muy accesibles en los últimos años, así que no vale la pena perseguir alternativas. Los siguientes elementos, sin embargo, pueden hacer toda la diferencia entre solo un proveedor y un socio tecnológico:


  • Que sean dueños de sus redes: Los proveedores deben contar con redes de fibra óptica propias para asegurar la estabilidad de la red y no arriesgarse a sufrir bajas de velocidad y mayores latencias a las horas pico. Un buen ejemplo es el servicio de Internet Simétrico de Totalplay Empresarial, que se apoya en nuestros 88,000 kilómetros de fibra óptica instalada por todo el territorio nacional. Esto implica que la conexión se realiza directamente a su empresa, sin intermediarios, caso contrario al de otros proveedores cuyo servicio se combina con enlaces de cobre y sólo la última parte, la que llega al usuario, es de fibra óptica.

  • Conexión directa a la nube: Otra característica que tiene el potencial de elevar la productividad y asegurar un buen trabajo es contar con conexión preferente a las principales plataformas de servicios tecnológicos y de nube. Es decir, un cable directo desde su empresa a Amazon Web Services, Azure o Salesforce. La importancia de esta dinámica de conectividad es cada vez mayor. De acuerdo con la más reciente encuesta de gasto tecnológico en las empresas, editada por Computer Economics, el 79% de las empresas internacionales aumentarán su presupuesto para aplicaciones en la nube en 2021. Ya el 19% de las organizaciones afirman que por lo menos el 75% de su gasto en software está destinado a la nube. El año pasado esa cifra era del 11%, una evidencia de la aceleración tecnológica que empujó la pandemia.

  • Deben proveer seguridad: El tránsito al trabajo remoto significó una fiesta para los cibercriminales. Cualquier empresa que no esté tomando todas las medidas de seguridad posible, está potencialmente perdiendo dinero. De acuerdo con datos de la consultora RMS, el 21% de las empresas no cuentan con ningún plan de seguridad informática. Al ser el punto de contacto de una empresa con el resto del mundo, asegurar la información desde la conectividad a Internet permitirá ahorrarse muchos dolores de cabeza. Es especialmente importante que el proveedor de Internet pueda hacer una evaluación de ciberseguridad para recomendar mejores prácticas o, como en el caso del servicio TotalSec, administrar la ciberseguridad de la empresa con equipos especializados y procesos certificados.

  • Atender las necesidades particulares del sector: Cuando se habla de Internet empresarial, no existen las tallas únicas o el “one size fits all”. Las necesidades de conectividad y servicios que tiene un hotel pueden distar mucho de lo que requiere el sector financiero o de manufactura. Lo ideal es encontrar un proveedor que conozca los sectores en particular y ya posea planes específicos que cubran sus necesidades.

En el fondo, solo con un enfoque integral, variedad de servicios a la medida y planes convenientes será posible convertir al servicio de Internet de un mero canal para comunicarse, a un aliado tecnológico con el potencial de proteger e impulsar el negocio.


Tu aliado en la transformación digital