¿Qué es Internet Simétrico y por qué lo necesitas en tu empresa?

Internet simétrico en la empresa: descargar ya no es suficiente

Contar con Internet Simétrico solía parecer un lujo pero ahora puede determinar el éxito o el fracaso de una empresa. Basta con mirar a la conectividad en la oficina: hace unos años era suficiente contar con una velocidad de internet que permitiera enviar correos, bajar un par de imágenes y de vez en cuando algún video. Lo importante en ese escenario era la velocidad de descarga, y por lo mismo, los planes de internet ofrecían una velocidad de subida de datos mucho menor que la de bajada. Hoy lo digital está en el centro de las organizaciones, los archivos de todo tipo son cada vez más grandes y el mercado castiga las excusas del tipo “es que mi internet va lento”.

En pocas palabras, el Internet Simétrico ofrece el mismo ancho de banda para cargar o descargar información de internet. O sea: no hay que quitar el pie del acelerador en ninguna parte de la operación.

La llegada de la pandemia y su mundo remoto vino a profundizar la importancia de una velocidad de subida confiable. ¿Quién puede cerrar un negocio por videoconferencia si el interlocutor no puede verle con claridad o se interrumpe la conexión de forma constante? Incluso en oficinas con pocas personas, el envío de archivos, las aplicaciones en la nube, las videollamadas y hasta los teléfonos personales pueden acabar muy rápido con la velocidad máxima de subida permitida.

Los beneficios del Internet Simétrico se aprecian de inmediato.

Con una buena conexión tradicional, subir un video de 500Mb tarda alrededor de 17 minutos. Una conexión de fibra óptica simétrica de 300Mbps demora tres segundos en subir lo mismo. Además, la conectividad suele estar determinada también porque tantas empresas y personas estén compartiendo la misma red. Para eso, Totalplay Empresarial cuenta con una red de 82,000 kilómetros de fibra óptica propia extendida por todo el país y que puede conectarse directo a la empresa. Esto garantiza un ancho de banda para uso exclusivo. No habrá “días malos” en la conectividad.

El poder de estas redes permite conectar corporativos, sucursales y oficinas remotas de manera ágil, segura y centralizada, gracias al servicio FlexNet/Red Flexible Empresarial que viene precargado y listo para contratarse.

En la nueva normalidad la conectividad es la carretera por la que se transita, opera, comunica y administra el negocio. Contar con una conexión que permita subir información con la misma velocidad y confiabilidad con la que se descarga, tendrá impactos a nivel de productividad, confianza del cliente y abrirá la puerta a la innovación y nuevos servicios tecnológicos. La ventaja competitiva es clara: especialmente hoy, con la incertidumbre del futuro próximo, las empresas que se muevan más rápido, con mayor flexibilidad y de forma más segura serán las que puedan enfrentar mejor todos los desafíos.