Innovación empresarial: ¿Renovarse o morir?

SD-WAN: flexibilidad, seguridad y bajos costos para la empresa híbrida del futuro

Una de las funciones que hoy en día se espera de los departamentos IT dentro las empresas es que dirijan los esfuerzos de innovación, no solo hacia el mantenimiento y optimización de la operación diaria, sino hacia la creación de nuevas oportunidades de negocio; Sin embargo los encargados de IT enfrentan un escenario difícil, por un lado los presupuestos se vieron afectados por la crisis de 2020, y por otro lado deben conseguir recursos para proyectos que refuercen el trabajo remoto y permitan mayor competitividad.

Las malas noticias: en la mayoría de los casos los presupuestos empresariales se redujeron en 2021 y podrían mantenerse así el próximo año. De acuerdo con una encuesta reciente de TechRepublic, el 62% de los departamentos de tecnología tuvo que limitar sus gastos.

Las buenas nuevas son esperanzadoras. Una investigación de Deloitte que consultó a 100 CEO y 400 directivos IT en 19 países, descubrió que 9 de cada 10 CEO considera que la tecnología es fundamental para empujar la innovación en productos y servicios. El mismo número afirma que la innovación y los líderes IT son necesarios para hacer crecer las utilidades de la empresa, y el 40% que la innovación sería la llave maestra de la estrategia del negocio.

A pesar de la baja en recursos, los departamentos de tecnología cuentan con la confianza de los directivos para innovar e incluso esperan que asuman un rol más protagónico que el actual. Por ello, será importante tener claro el impacto que cada peso tendrá en la empresa, y vender los proyectos persiguiendo una lógica que ayude al negocio.

La encuesta de TechRepublic indica que las tecnologías que soporten el trabajo remoto serán las que recibirán más inversión este año: conectividad y seguridad informática son las principales en la lista. El 26% de los encuestados dijo que gastará más que nunca en este tipo de tecnologías, dado que 1 de cada 5 empleados seguirá trabajando desde sus casas incluso después de que se normalice la situación sanitaria.

Innovación como prioridad

Los pesos bien invertidos tienen impactos notorios. De acuerdo con Deloitte, las organizaciones “de alto desempeño” priorizan 2.5 veces más la innovación para alcanzar los objetivos de negocio que sus contrincantes. El 64% considera que la capacidad de su personal tecnológico de responder con rapidez a las nuevas tecnologías ha sido el habilitador principal de su éxito en el mercado.

Así que la inversión en innovación no debe detenerse. La tecnología será la punta de lanza en las estrategias de todo tipo de organizaciones de aquí en adelante, así que debe alinearse al negocio y no temer frente a la obligación de asumir el liderazgo en innovación.